Metarrenacimiento

Tras un temporal provocado por fuerzas externas y una lucha por no deambular al antojo de los vientos y las aguas, Metaphoranea se sumerge en las profundidades del Mar de Nubes. Ante esa aparente calma “de los bajos fondos”, decide echar raíces -cual ancla-, para subir de nuevo a la superficie y moverse, templada, entre la tierra, las aguas y el cielo, con un único punto de referencia…

Mar_
Mar de Nubes // Cloud Sea

       

Hace un tiempo ya, como a finales de verano, cuando andaba echando ya alguna raíz que otra en tierras y bajos fondos ibéricos, me propuse reflexionar sobre los distintivos filosóficos o “supersignos” de nuestra época representados -y pertinentes de ser tratados- a través del arte. Tarea difícil de reflejar en una entrada o un único artículo es -como en un principio lo tenía pensado enfocar-, así que, después de una larga reflexión,  llego a la conclusión de que lo más indicado es que el enfoque de este blog sea el exponer, de momento, mis experiencias relacionadas con el mundo del arte, mis pensamientos y reflexiones, y relacionarlas de una forma creativa con mi historia personal y profesional en clave poética, metafórica y filosófica, a través de la personificación de Metaphoranea.

Como ya la presenté hace unos meses, Metaphoranea es una isla, y es isla por varias razones. Ella surgió a través de las sensaciones que fui sintiendo a mi llegada a Gran Bretaña. Me sentía receptiva y, al mismo tiempo, ella me acogió; me sentí parte de ella, parte de esa isla. No parte de su sociedad, sino de su energía y su materia, y por energía me refiero al compendio de todos los elementos naturales, físicos y químicos, que comprenden un lugar o punto cardinal en este planeta y que nos hace “conectar” o “desconectar”, sentirnos bien o sentirnos mal. En mi caso fue particularmente la luz del lugar. Es, además, isla por las cualidades de independencia que supuestamente tienen estos trozos de tierra, y por el juego que da esa característica a la imaginación.

El objetivo de este blog, por lo tanto, no es meramente periodístico, informativo o de opinión. Incluirá gran parte de ficción, inspirado -como no podría ser de otra forma- en una historia real y personal.

Clarificar que, desde mi punto de vista, arte es toda aquella expresión del ser humano que exterioriza una visión particular. Es un movimiento bidireccional y continuo que va del exterior al interior, del interior al exterior, del exterior al interior… y así, continuamente, generando un movimiento y conocimiento que tiende al infinito (ese que nosotros no conoceremos), y que transmitimos a través de ciertas habilidades, técnicas y códigos o “lenguajes”.

No delimito estas reflexiones a las artes visuales o plásticas, como podría parecer por las primeras entradas del blog. Las artes se inter-relacionan y se alimentan, como todo en la existencia. Metaphoranea es un espacio con muchas puertas y muchas aristas. En la medida de lo posible, intentaré relacionar diferentes disciplinas.

Ante la pérdida paulatina de valores que sufre la sociedad, considero cada vez más necesario el papel protagonista del arte como vía de reflexión y diálogo, como un catalizador de la evolución y desarrollo del ser humano. Por eso y por mucho más que iré contando, mi vida, por el arte.