Introducción al Contexto de Metaphoranea en el Mundo del Arte

 

Bridget_Riley_Rose_Rose
Rose Rose (Bridget Riley, 2011)

Metaphoranea levita por Inglaterra. Isla sobre isla, se empapa del océano artístico y cultural anglosajón para aprender de la isla mayor.

Tras un pequeño acercamiento al mercado del arte global, se le plantean dos cuestiones que la sitúan directamente en el ojo del huracán. Uno, si estamos vendiendo arte o estamos vendiendo “objetos de decoración” (entendido desde un punto de vista amplio y metafórico del término). Y dos, la gran reflexión sobre el valor monetario y excéntrico de las obras de arte y de su difusión.

Todos los temas implicados serán desarrollados a lo largo del viaje. Pero antes de la primera parada -que será una retrospectiva al reciente evento comercial sobre arte español, portugués y latino celebrado en el epicentro del mercado del arte europeo el pasado fin de semana, “Pinta London 2014”-, haremos un guiño a las coordenadas actuales de Metaphoranea.

Metaphoranea es contemporánea, y dice:

El Arte es el reflejo y la representación de una época, un legado para la historia y para nuestros descendientes.

No hay arte inútil. El arte, ante todo, es comunicación. Cuando un objeto o creación está vacío de mensaje, se trata exclusivamente de entretenimiento, pasatiempo, espectáculo, artesanía u ornamento.

Entiendo el arte como el conjunto de las artes, como un medio simbólico e inter-disciplinario de expresión que presenta múltiples variantes y que implica un proceso cognoscitivo complejo, pero a la vez, directo.

¿En qué mercado o actividad nos situamos entonces?

Gestionar arte, consumir arte o crear arte no es gestionar, consumir o crear objetos. Gestionar, consumir o crear arte es entender el mundo donde vivimos; es escuchar y es comunicar.

Arte es, por lo tanto, vivir intensamente a través de los sentidos y el conocimiento, de una forma relacional.

Bienvenidos al Mundo de las Ideas; bienvenidas las ciencias, la reflexión y la comunicación.

Y, por supuesto, bienvenido el amor.


La imagen utilizada como ilustración de esta entrada, “Rose Rose”, se trata de una obra realizada por la artista británica Bridget Barley para las Olimpiadas celebradas en 2012 en Londres. “Rose Rose” es parte de una serie de 12 pósters realizados por diferentes artistas británicos, representativos y contemporáneos, que reflejan visualmente la conexión entre el arte y el deporte.

En particular, Bridget Barley -importante figura del movimiento artístico Op Art- recurre a la disposición de líneas de colores horizontales como representación de las pistas de atletismo y las calles de natación. La relación entre los colores crea la sensación de movimiento que simboliza la energía: sentido del deporte y de los Juegos Olímpicos.

Esta obra fue impresa en una edición limitada de 250 unidades en formato de póster, los cuales fueron firmados por la artista y puestos en el mercado primario a un precio de 950 libras esterlinas la unidad. Actualmente un póster original de aquella edición tiene un precio medio que ronda entre las 2.500 y las 3.000 libras. Su precio se ha triplicado en cuestión de dos años.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s